¿Sabías que hay osos en Machu Picchu?

Vive la sensación de encontrarse con un oso,
que tal encontrarse con un oso en Machu Picchu.

En la actualidad, los osos de anteojos en Machu Picchu u oso andino, como también se le conoce, vive en los alrededores del Santuario Histórico de Machu Picchu en un número de 450 individuos aproximadamente, el santuario inca alberga toda una fauna propia del bosque húmedo y estos ejemplares son la maravilla del lugar, en la actualidad estos fabulosos animales tienen más de una amenaza para su supervivencia debido a la perdida de hábitat y la caza ilegal.

Muchas son las leyendas sobre estas criaturas del bosque, desde protectores de bosques hasta seres traviesos humanoides que ocultados en la naturaleza intentan preservarla.

Imagen Instagram @karemapaza

Los osos de anteojos rondan por la ciudadela inca “casi” de manera natural, es probable encontrárselos, aunque no sea fácil, es conocido por ser un animal de hábitos diurnos, solitarios, son buenos trepadores y predominantemente vegetarianos, su característica principal son las manchas blanquecinas que se extienden alrededor de los ojos lo que le da el nombre por cierto, el oso andino mide 1.50 m de alto y 130 kg de peso en promedio siendo los machos mucho más grande que las hembras, de coloración comúnmente negruzca es posible encontrar especímenes rojizos que son considerados mágicos.

El oso de anteojos se ha vuelto en un atractivo más para los visitantes de Machu Picchu.

Los Osos andinos son conocidos como “Ukumari” en lengua quechua, su hábitat comprende desde Colombia pasando por Ecuador, Perú hasta el norte argentino con una cantidad de especímenes que bordea los 5700 individuos en total; los osos tienden a aislarse entre ellos a fin de evitar la competencia, si se encuentran con el ser humano reaccionaran de manera dócil pero prudente, su presencia en Machu Picchu es en búsqueda de comida por lo que las autoridades están tomando medidas para evitar que el visitante pueda facilitarles el acercarles cualquier alimento.

Imagen Instagram @thomas_morton

En el Santuario Histórico de Machu Picchu los guardaparques siempre están en búsqueda de indicios (arañazos, encames, nidos, comederos, fecas, huellas, etc.) de esta especie para tener controlados sus accesos y así evitar su interacción con los visitantes. Aún así el santuario es el único lugar en toda Sudamérica donde se puede con alguna suerte verlos pasear libremente, jugueteando entre las terrazas de Machu Picchu, intentando acercarse buscando algo de comida, por su carácter esquivo no representan amenaza alguna para el visitante pero eso no excluye la advertencia son animales salvajes que si se ven amenazados pueden comprometer su seguridad, por lo que si se topa con uno, solo obsérvelo de lejos. Sin duda que verlos enriquecerá aún más la experiencia de tenerlos cerca en esta maravilla.

En la actualidad existe todo un esfuerzo en el trabajo de rescate del hábitat del oso de anteojos en la zona del santuario, con etapas primarias de cautiverio pero en condiciones óptimas, en un esfuerzo entre la comunidad y la ONG InkaTerra Asociación se tiene el Centro de conservación del Oso andino en el InkaTerra Machu Picchu Pueblo hotel, que en instalaciones apropiadas de una área de cerca de 3000m2 se vienen realizando las investigaciones respectivas para programas de reproducción y posterior reinserción en colaboración del Servicio Nacional de Protección de Áreas Naturales (SERNANP) peruano.

La ONG tiene a su cargo el cuidado de 4 osos de anteojos: Pepe, Coquito y las mellizas Kina y Yosi, el centro tiene la esperanza de poder obtener una cría en cautiverio y luego hacer los esfuerzos necesarios para su reinserción en el ecosistema de bosque húmedo andino.

Al visitar el imponente santuario siempre tiene la oportunidad latente de poder encontrarse con este increíble animal, no se asuste es probable que solo este deambulando para jugar y quizás lograr algo de comida, su magia quedara impregnada en su memoria por siempre y su viaje a las alturas de Machu Picchu quedara con un recuerdo imborrable por siempre.

A lo largo del Perú existen otros proyectos de conservación como el de bosques de Chaparri y el de los bosques de Cajamarca. Así que siempre debemos estar atentos a cualquier forma de ayudar a estos maravillosos seres del bosque.

Otros datos interesantes

One Comment

  1. Monica Sisniegas

    Muy intersante y sumamente didáctico. Un motivo más para querer visitar una y mil veces esta maravilla que es Machu Picchu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *